CONSEJO:

Si por tu configuración de pantalla la letra te resulta pequeña, recuerda que puedes aumentarla fácilmente manteniendo pulsada la tecla Control y moviendo hacia delante la rueda del ratón.

martes, 19 de enero de 2016

Remedios / Urgencia / Trayecto

Buenas noches y muchas gracias por venir. El primero es una sátira de esa corriente de pensamiento mágico (de la que por otra parte soy ferviente seguidor) que cree que comiendo determinados alimentos viviremos más y mejor. Tengo malas noticias, pequeños: comamos lo que comamos o dejemos de comer lo que dejemos de comer, nos vamos a morir igual.


                  REMEDIOS

Levadura de cerveza contra el dolor de cabeza.
Filetes de rodaballo para que no salgan callos.
Germen de trigo molido para aumentar la libido.
Batido de frutos rojos contra picores de ojos.
De chocolate turrón contra piedras del riñón.
Alcachofas con piñones reducen los sabañones.
Salmón a la mejorana contra la fiebre cuartana.
Solomillo a la pimienta para que salga de cuentas
la agobiada parturienta.
Berenjenas rebozadas contra piernas inflamadas.
Concentrado de canela contra dolores de muelas.
Semillas tiernas de esparto bajan el riesgo de infarto.
Un bien asado lechazo contra infecciones del bazo.
Y, para ahuyentar pesares,
¡bocata de calamares!

  23 de diciembre de 2015 



El breve segundo relata unos hechos reales:

      URGENCIA

En plena noche
el servicio de emergencias
recibió una llamada:
un hombre necesitaba saber
qué le parecía a la teleoperadora
el poema que acababa de escribir.

Este supremo acto poético,
que ninguno de los aquí presentes
debemos imitar,
so pena de ser tachados
de algo peor que locos,
intencionadamente molestos,
ocurrió de verdad,
en Sharjah, Arabia.

  24 de noviembre de 2014



Y el todavía más breve tercero, aunque es claramente metafórico, describe una serie de actos que pueden ejecutarse efectivamente sobre el terreno:

    TRAYECTO

Salí por la boca de metro
de Ciudad de los Ángeles.
Bajé por la Calle de la Conciliación,
torcí por la de los Afectos,
subí por la Generosidad,
me metí por la Dulzura,
y me encontré en la Avenida de la Felicidad.

  20 de octubre de 2015


Los poemas que más me gustaron de esta sesión fueron Que te quedes sin saliva, de Alberto, y el de Collari.

No hay comentarios:

Publicar un comentario